START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH

Hiperhidrosis

La transpiración o sudoración es una función de la piel para mantener constante nuestra temperatura corporal. La hiperhidrosis es un trastorno del sistema nervioso autonómico que se caracteriza por sudoración excesiva y afecta   las palmas de la mano, las axilas y las plastas de los pies.

Es una enfermedad que genera en quienes la padecen inseguridad, baja autoestima, obligando al paciente a realizar cambios permanentes y de color en su ropa habitual.

La hiperhidrosis afecta al 3 % de la población mundial, comienza en la infancia o en la adolescencia y se presenta con un episodio por semana llegando inclusive a manifestarse todo los días.

Existen distintos tipos de tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos.

Tratamiento médico (no quirúrgico).

Toxina botulínica (Botox)

La toxina botulínica al ser aplicada en palmas, plantas o axilas, produce un bloqueo en la función de las glándulas sudoríparas reduciendo la producción de sudor.

Es un tratamiento no quirúrgico, ambulatorio, no alérgico, no tóxico, eficaz con una duración de 6 meses aproximado.

Tratamiento quirúrgico: eliminación de las glándulas sudoríparas (succión, curettage subdérmico, curettage directo).

Simpatectomía endoscópica cutánea (inutiliza los ganglios torácicos principales de la cadena paravertebral).

COMENTARIOS