START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH

Gigantomástia

La gigantomastia o volumen mamario en exceso  se presenta generalmente desde la pubertad y genera en la paciente, incomodidad, algias o dolores posteriores del cuerpo por soportar el peso de las mamas, generando cierto grado de incapacidad y  también vergüenza obligando a la paciente al uso de ropas de mayor talla con el fin de ocultarlas.

La reducción mamaria se puede realizar en la mujer joven inclusive en la adolescencia y generalmente está indicada por el grado de incapacidad que genera a quienes la conlleva. Existen distintos grados de gigantomastia que dependen del volumen en gramos que contengan (leve, moderado, severo) y dependiendo el grado de la misma estará indicada la técnica a realizar. Generalmente se presenta como una mama grande y caída.

El procedimiento quirúrgico tiene como finalidad   realizar la reducción con el modelado del tejido mamario que esta excedente, situando al complejo areola-pezón en su situación normal y eliminada la piel sobrante, con el fin de lograr una mama más chica, elevada, estéticamente aceptable y en armonía con el resto del cuerpo.
La intervención tiene una duración de 3 a 5 horas, requiere anestesia general e internación de 24 horas en sala común y se retiran los puntos de sutura a los 20 días.
Complicaciones:
Hematoma, infección, dehiscencia de herida, cicatriz hipertrófica y queloide.

COMENTARIOS